En agosto del año 2000 el abogado José Zalaquett escribió una carta al expresidente Patricio Aylwin haciéndole llegar una copia de los documentos que mantenía en su computador y que guardaban relación con la creación de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, de la cual Zalaquett había sido parte.

En su carta, Zalaquett hacía la siguiente reseña cronológica de los hechos:

  1. «En 1998 (sic; debiera decir 1989) participé en una conferencia en EE.UU. en la cual presenté un artículo en inglés, que después fue publicado en un libro [a comienzos de 1990]. Este artículo en inglés fue conocido más tarde por algunos miembros del gobierno, entre ellos Ángel Flisfisch e Ignacio Walker. En este artículo se habla de comisiones de verdad. Ellos lo comentaron con [Edgardo] Boeninger y [Enrique] Correa y todo esto dio lugar a las reuniones a que me refiero más adelante. Algunos años más tarde [diciembre de 1991] se publicó este artículo en una traducción en castellano, con un pequeño addendum sobre Chile. Adjunto copia de esa versión en castellano, como Documento N°1.
  2. En el segundo semestre de 1989, se constituyeron comisiones para definir el programa de la Concertación. Una de ellas se ocupó del tema de los derechos humanos. Dentro de este tema se me encargó preparar documentos sobre el tratamiento de las violaciones de derechos humanos del pasado. Como Documento N°2 adjunto un texto de fecha 16 de septiembre de 1989 que envié mientras me encontraba de viaje, como base para la discusión de una reunión que tendría lugar pocos días después. En este documento ya se hace mención a una comisión de verdad.
  3. Alrededor del 10 de diciembre de 1989 la Comisión de Derechos Humanos de la Concertación discutió un documento más de fondo que preparé sobre el mismo tema y que adjunto como Documento N°3. Este texto lo consulté con Roberto Garretón, quien estuvo de acuerdo. Lo comisión lo aprobó por un voto de 10 a 12. Según recuerdo, Hernán Montealegre fue uno los disidentes. (Tengo también en mis archivos otras propuestas, incluida la de Montealegre. Si le interesa tener copia de ellas, por favor hágamelo saber).
  4. Mis conversaciones con Ud. y con el Ministro Cumplido Según tengo anotado en mi agenda de esa época, el día 27 de mayo de 1990 Ud. me llamó a su despacho y me ofreció participar en la comisión que pensaba crear. Me dijo que pensaba también en Ricardo Rivadeneira, Ricardo Martin, Jaime Castillo y Raúl Rettig. Por otras fuentes supe que Ud. también consideró los nombres de Guillermo Pumpin y Francisco Bulnes. Más tarde Rivadeneira me contó que él mismo le propuso a Gonzalo Vial. Como dato curioso, tengo entre mis anotaciones de esa reunión que Ud. me había dicho que le pediría al Cardenal Silva que la presidiera. Más tarde, el 3 de abril, me invitaron a una reunión Ángel Flisfisch e Ignacio Walker, de la Secretaría General de la Presidencia. Conversamos sobre el artículo que le envío como Documento N°1. Días más tarde, me llamaron Edgardo Boeninger y Enrique Correa para proseguir con las mismas conversaciones. Entre tanto, tengo anotado que a comienzos de abril sostuve dos reuniones, una con Ud. y otra junto con Ud. y Francisco Cumplido. En la primera Ud. me pidió un memorándum sobre el contenido del decreto que crearía la Comisión. Adjunto el texto de ese memorándum como Documento N°4. En la segunda reunión discutimos el memorándum junto con Ud. y Francisco Cumplido. Ud. tomó decisiones respecto a cada punto y se llevó ese material para un fin de Semana Santa, según recuerdo, a Cerro Castillo, donde redactó Ud. mismo el decreto.
  5. Observaciones de Gonzalo Vial Al parecer Ud. consultó el texto de su borrador de decreto con Gonzalo Vial y éste le envió observaciones que Ud. me remitió para mis comentarios. Como Documento N°5 le adjunto el texto de mis observaciones.
  6. Sucesos posteriores Tengo también en mis archivos un memorándum que Ud. me pidió luego del llamado “boinazo” [28 de mayo de 1993]. Se lo adjunto como Documento N°6. Cuando Ud. regresó a Chile organizó una reunión con numerosos abogados, entre ellos Jorge Correa y yo. Más tarde encargó a Edgardo Boeninger que coordinara el seguimiento de la situación y preparara una política de gobierno sobre esa materia. Edgardo citó a Jorge Correa y a mí a una serie de reuniones en las cuales participaron también Enrique Correa, Ricardo Solari y otros funcionarios de La Moneda».

—————————————————————————————————————————-

Sobre la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación y la entrega del Informe Rettig, ver los   siguientes minisitios:

 La creación de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación

La entrega del Informe Rettig